Saltar al contenido
El Rincón Literario

El delfín que quería volar

¿Sabías que el delfín es uno de los animales más inteligentes del mundo? Pues sí, es inteligente y aventurero, además, un gran soñador y nadador extraordinario. Estas son algunas de las características que definen a nuestro acuático amiguito. Pero ¿Qué me dirías si te digo que una vez hubo un delfín que quería volar? Seguramente dirás que es imposible, pero este delfín lo logró.

Este delfín en particular era el mejor nadador del mundo. Su nado era hermoso, rápido e inspiraba a los demás delfines a ser como él. Pero era ambicioso. Desde el agua, veía a las gaviotas volando en el cielo. Las veía tanto que quiso aprender a volar también. Lo quiso tanto que empezó a practicar.

  • ‘Si soy el mejor nadador, también debo ser el mejor volador’, pensó el delfín.

Así que se dedicó a aprender a volar. Practicaba y practicaba todo el día y la noche. Conseguía dar saltos increíbles, pero no podía volar. Los demás delfines se extrañaban de la actitud de su semejante. Pero nuestro amigo delfín se empeñó en volar y volar.

Practicó tanto su vuelo, que un buen día dio un salto de tal calibre que consiguió elevarse del agua durante unos cuantos segundos. Pareció que pudo planear por encima del mar. Los demás delfines lo vieron debajo de agua y pensaron: “Está volando”. ¿Quién diría que un delfín podría volar? Con práctica, esmero y creer en ti, puedes hacer lo que desees.

El delfín que quería volar
¡Vota la web!