Saltar al contenido
El Rincón Literario

El León y el Búho

En una selva muy lejana existía un león feroz que devoraba todo a su paso. Como era el rey, no tenía consideración por sus súbditos. Al causar tantos problemas, los animales estaban muy preocupados y angustiados. Los que sobrevivían todavía, idearon un plan y se lo dijeron al rey: que este sólo comería una vez al día. Para que esto sucediera, el animal elegido iría por mera voluntad.

Pasaron las semanas y todo marchaba bien. Pero llegó el turno del búho más viejo y sabio de la selva para ser devorado. A sabiendas de su destino, fue a la cita con el rey y, al llegar, fingió estar cansado de tan largo vuelo:

  • Mi rey, me tardé en llegar porque fui atacado por otro león. Estoy muy viejo para esto”, dijo el búho.

  • ¿Otro león? Esto no puede ser”, respondió el rey.

  • Sí, mi rey. Dice que viene a quitarle su trono y toda la selva”.

  • ¿Donde está? Llévame con él”.

Muy diligentemente, el búho accedió a llevar al rey a enfrentarse con este rival que había aparecido en su selva. El búho lo fue llevando poco a poco a una trampa que le había tendido al rey. Se fue volando y el rey de la selva lo siguió desde tierra.

Llegaron a un pozo y el león se asoma a ver qué tan profundo es dicho pozo. En eso, el búho ulula tan fuerte que asusta al rey, causando que resbale y caiga en el pozo. De esta manera, el malvado felino quedó atrapado en el pozo.

El León y el Búho
¡Vota la web!