Saltar al contenido
El Rincón Literario

La tortuga de agua y la tortuga de tierra

En una hermosa laguna en el medio de un bosque, una tortuga de agua se enamoró perdidamente de una tortuga de tierra. Al verla, cayó rendido ante su belleza. Un buen día, se decidió salir a la superficie para hablar con ella, pero tuvo miedo y regresó al agua. Al día siguiente intentó lo mismo, pero obtuvo el mismo resultado. Al tercer día, motivado por querer hablarle, se armó de valor y emergió a tierra firme para hablar con ella.

La tortuga de tierra quedó impresionada ante la valentía de la tortuga de mar, así que decidió pasar todo ese día junto a él en tierra firme. Pero la tortuguita de agua debía regresar a la laguna durante la noche. Esto los puso tristes a ambos. Así que acordaron lo siguiente:

  • “Un día yo subo a tierra firme y, al siguiente, tú vienes conmigo al agua. ¿Aceptas?”, preguntó el.
  • “No puedo” –fue su respuesta-. “Soy de tierra. Si voy contigo, moriré ahogada”.
  • “Ya se me ocurrirá algo” –dijo la de agua, sin titubeo-. “Estaremos juntos sin importar qué”.

Al cuarto día, la tortuguita de agua buscó a su amada con una burbuja mágica que diseño especialmente para ella. Al encontrarse, se pusieron muy felices los dos.

  • “¿Cómo la hiciste?”, preguntó ella.
  • “Te dije que encontraría la solución, querida mía”, fue la respuesta de nuestro amigo.

La tortuga de tierra se puso la burbuja y acompañó a su enamorado bajo el agua sin ningún problema. Pasaron todo ese cuarto día juntos y descubrieron que estaban hechos el uno para el otro. Así que decidieron pasar esos días al lado del otro para siempre, tanto en la tierra como en el mar.

La tortuga de agua y la tortuga de tierra
¡Vota la web!