Saltar al contenido
El Rincón Literario

¿Por qué el puercoespín tiene espinas?

Hace mucho tiempo, en una selva, en el centro de África, existió el primer puercoespín, pero este no era nada parecido al que conocemos hoy en día. Para empezar, no tenía ninguna espina en su cuerpo. Por esta razón nuestro amiguito padecía constantes amenazas por parte de los depredadores salvajes de la zona.

Uno que lo hacía sufrir bastantes sustos era un león engreído, por ser el rey de la selva. En más de una ocasión llegó a mencionarle:

  • “Mírate, tan indefenso. Un día te voy a comer”, dijo el león.
  • “No lo vas a lograr”, replicó el roedor.

A pesar de su respuesta desafiante, esas palabras del león asustaban al puercoespín, puesto que sabía que estaba indefenso. A lo que decidió hacer algo al respecto y acudió a la madre naturaleza.

Un Ñu le comentó al puercoespín que, en el centro de la selva, existía un árbol sagrado que cumplía cualquier deseo, siempre y cuando fueses un animal de buen corazón. El roedor fue hasta el centro de la selva, encontró el árbol sagrado y exclamó su deseo:

  • “Oh, árbol sagrado. Por favor, deseo que me des la capacidad de defenderme de los que quieren comerme”, pidió nuestro amigo.
  • “Está bien”, respondió el árbol. “Pero con una condición: es sólo para defenderte. Nunca para hacer daño”, manifestó.

El árbol le dio al puercoespín sus famosas espinas y regresó a su casa. Al encontrarse con el león, este intentó comerlo. Pero las espinas lastimaron al felino. El puercoespín quiso hacerle más daño al león por todos los sustos que le había hecho pasar. Pero recordó las palabras del árbol sagrado y perdonó al engreído león.

El rey de la selva ofreció sus disculpas e hicieron las paces. Y así el puercoespín obtuvo sus espinas y el respeto del rey.

¿Por qué el puercoespín tiene espinas?
¡Vota la web!