Saltar al contenido
El Rincón Literario

Cuentos para dormir

¡A veces el mejor remedio para la falta de sueño son los cuentos! Aquí te traemos una selección de los cuentos para dormir más efectivos.

¿Por qué leer cuentos para dormir?

Conciliar el sueño es algo que a veces puede resultar muy complicado, y teniendo en cuenta que el descanso diario es muy importante para nuestra salud, a veces tenemos que ayudarnos con métodos efectivos, como la lectura. Leer cuentos para dormir o historias para conciliar el sueño puede ser de mucha ayuda para cerrar los ojos y descansar plenamente.

Las historias para dormir no son solo efectivas para uno mismo, sino que pueden utilizarse para ayudar a otra persona a dormirse. En el caso de los niños pequeños, los cuentos para dormir son uno de los mejores somníferos que se han inventado nunca. Si eres un padre o una madre que está buscando formas efectivas de dormir a sus hijos, en este apartado de nuestra web vas a poder encontrar todo tipo de cuentos e historias que sin duda van a ayudarte con tu misión aparentemente imposible.

Los beneficios de la lectura para el descanso y para la salud en general son muchos, como comentamos en este artículo sobre los cambios que leer puede causar en tu vida, por lo que utilizar la lectura para conciliar el sueño es una de las mejores tácticas que podemos utilizar. Ah, y no te creas que esta sección es solo para niños, pues aquí también vas a poder encontrar lecturas para dormir adultos.

¿Cómo contar cuentos para dormir?

Si tienes un público infantil (o adulto) con problemas para dormirse, aquí vamos a darte unos consejos para que puedas leerles de la mejor manera posible unos cuentos para conciliar el sueño:

1- Habla con voz calmada y relajada: es muy importante que controles el tono de tu voz para que sea lo más suave posible. Un buen cuento para dormir debe ser narrado con calma y dulzura. No queremos alterar ni distraer a nuestro público, por lo que tendremos que evitar cualquier subida de tono o cualquier cambio repentino de intensidad durante el desarrollo de nuestra historia para dormir.

2- Controla las pausas: para asegurarte de que el sueño del oyente va en aumento tienes que hacer un buen uso de las pausas, alargando su tiempo un poco para no transmitir demasiada información de golpe. La combinación entre sonido y silencio de manera reiterada va a inducir mucho mejor al sueño mientras contamos el cuento para dormir.

3- No tengas prisa: tómate tu tiempo, pues si tienes prisa la persona que esta escuchando tu cuento para dormir va a darse cuenta de que quieres irte, y va a sentirse menos relajado/a. Tienes que ir poco a poco, transmitiendo seguridad y calma, para que el “somnífero verbal” sea lo más eficiente posible.

Cuentos para dormir largos

Si verdaderamente tienes problemas con el sueño, quizá la mejor opción es empezar a leer una historia larga para terminar relajado y con los ojos cerrados.

Cuentos para dormir cortos

Posiblemente no tengas tanta dificultad para dormirte, así que tendrás suficiente con unas historietas cortas, que te dejarán relajado y a punto para descansar.

Cuentos para dormir adultos

Vamos a intentar agrupar aquí esos cuentos menos infantiles y más enfocados al público adulto, que a menudo también tiene muchos problemas con el sueño y el descanso nocturno.

Cuentos bonitos para dormir

Nada de historias tristes o con finales trágicos. Aquí vamos a juntar las que sean bonitas y nos proporcionen un ratito de alegría y felicidad.

Cuentos para dormir niños

Como padres a veces nuestra mayor pesadilla es la dificultad de nuestros hijos para conciliar el sueño. A menudo, una buena solución es la de ayudarnos con cuentos e historias infantiles para que nuestros niños se duerman.

Cuentos para dormir
4.2 (84%) 5 votes