Saltar al contenido
El Rincón Literario

La Gallina de los Huevos de Oro

En el oriente medio, en el exótico país de Arabia, todos viven muy bien. En el pequeño pueblo de Sihab viven personas de todos los estratos sociales. Dinarzada era una mujer encantadora y bella, pero era muy pobre. Un buen día, caminando por la calle se consigue con una gallina. La gallina era muy flaca y se veía enferma, pero Dinarzada se conmovió y decidió llevarla a su casa.

Conforme transcurrieron los días, la gallina se hizo más gorda y fuerte y empezó a poner huevos. Para la sorpresa de Dinarzada, la gallina ponía huevos de oro. ¡Increíble para ser verdad! ¡Era un sueño hecho realidad!

  • ¡FINALMENTE MIS PROBLEMAS SE TERMINARON! ¡SOY RICA!”, exclamaba y gritaba.

Ella pensó: “con 1 o 2 huevos que ponga la gallina en el día, no tendría necesidad de pasar hambre. Podría comprar todo lo que se me antoje”. Poco a poco, la ambición y la avaricia se fueron apoderando del corazón de Dinarzada. Empezó a darle más y más comida a la gallina para que pusiera más y más huevos.

La vida de Dinarzada cambió. Pudo comprar todo lo que quiso, tuvo siempre la nevera repleta de comida. En fin, su vida parecía renacer nuevamente. Hasta que un día trágico pasó algo: le dio tanta comida a la gallina que murió de indigestión. Perdió la fuente de todo su dinero por darle mucha comida a la gallina.

Moraleja: la avaricia es nociva en todos los sentidos. Corrompe el corazón.

La Gallina de los Huevos de Oro
3 (60%) 3 votes