Saltar al contenido
El Rincón Literario

Las tres monedas

Una tarde de otoño en un valle, un niño iba caminando preocupado por no poder ayudar a su familia. En su casa, estaba su madre enferma. Además, el trabajo de su padre no alcanzaba para comprar comida. Ese día el joven se encontró tres monedas en un cofre. Este traía una nota que decía “si abres el cofre debes escoger solo una moneda”.

Cada una de estas monedas era única y tenían distintas características. Una de las monedas era grande, casi del tamaño de su mano, y estaba hecha de cobre. La otra moneda era más pequeña, pero era de oro, el brillante color dorado se reflejaba en el rostro del joven. La última moneda era muy pequeña y estaba hecha de diamantes.

El niño pensó en coger las tres monedas, pero recordó lo que estaba escrito en el cofre, esto hizo que dudara. Se sentía confundido sobre cuál debía escoger, porque no conocía el valor del material con el que estaba hecho cada una de ellas. Si escogía por el tamaño, debía llevarse la de cobre.

Sin embargo, el niño hizo una prueba. Dejó caer mucho peso sobre cada una de las monedas. La de cobre se dobló al caer peso en un lado de ella. Para probar la de oro, el niño usó una máquina de su padre, y este material tampoco resistió. Por último, por más que intentó, no pudo quebrar la de diamante y la escogió. Esta era la más valiosa de todas y así consiguió muchas cosas para ayudar a su familia.

Las tres monedas
¡Vota la web!