Saltar al contenido
El Rincón Literario

Ser el más fuerte

Había una vez un niño pequeño llamado Jose, y cada mediodía en el recreo de su colegio trataba de molestar a sus compañeros. No había día que su madre no recibiera quejas por parte de los profesores y padres de los otros alumnos.

La madre de Jose estaba desesperada y no sabia que hacer, pues trabajaba a jornada completa y cuando llegaba por la noche a su casa estaba tan agotada que no tenía ganas de nada. Solamente quería recibir una alegría de su hijo.

Una tarde Jose llegó a casa con sangre y moratones. Provoco una pelea en el recreo porque se creía el más fuerte, pero en su lugar recibió su merecido. Los profesores del colegio hicieron entender a Jose que el hecho de no controlar sus emociones e impulsos lo hacían más débil que los demás, y que sentirse superior era solo una forma de evitar mostrar sus flaquezas.

Al cabo de una dura conversación con Jose por parte de los padres y los profesores, el niño entendió que debía empezar a cambiar. Lo bueno de todo es reconocer siempre nuestros errores y aceptar la ayuda externa para empezar a mejorar como personas.

Jose empezó a practicar deportes, a ser más amigable y a portarse mejor con sus compañeros. De esa forma aprendió a controlar sus enfados e impulsos. Su madre se puso muy contenta.

Ser el más fuerte
¡Vota la web!