Saltar al contenido
El Rincón Literario

El Parque

Una tarde de verano, Sofía, como era costumbre, salió a correr. Usualmente corría por todo el parque de la ciudad, luego de trabajar. Por otro lado, Carlos, al salir del trabajo, iba a meditar al mismo parque. Sus vidas eran tan rutinarias que incluso ellos mismos se aburrían, pero todo cambiaría para ambos esta tarde de verano.

El calor era abrumador. Mientras la chica terminaba su carrera del día, Carlos se encontraba en la entrada del parque, estaba meditando antes de irse a su casa. Como cosa del destino, coincidieron. Fue amor a primera vista. Él se cautivó con la belleza de Sofía. Incluso ella, a su vez, sintió una fuerte atracción por él.

Sofía era una chica decidida, por lo tanto, se acercó a hablarle sobre el clima. Luego de una amena conversación sintieron una conexión aún más fuerte. Decidieron irse a tomar un café. Entre risas y coqueteo hablaron de sus vidas. Con el paso de los días, coincidían más y más en el parque, por lo que fue inevitable que se enamoraran.

Así pues, un buen día en el parque, Carlos decidió animarse y le pidió a Sofía que fuera su novia. Ella aceptó muy feliz. Su relación era perfecta, es que fue tan inesperada que sucedió lo que ambos necesitaban en sus vidas rutinarias. Esto nos recuerda que, por más calmada, simple y aburrida que nos parezcan nuestras vidas, siempre llega alguien a ponernos el mundo de cabeza.

El Parque
¡Vota la web!