Saltar al contenido
El Rincón Literario

Mejores amigos

Sandra y Matías eran uña y carne des de bien pequeños. No solo sus padres eran amigos, sino que se llevaban extremadamente bien y pasaban casi todos los días juntos.

Habían compartido toda una juventud con multitud de historias, alegres y tristes, pero nunca se habían enfadado.

Un día aquella relación se vio afectada por un suceso que hizo que la amistad se detuviera en ese punto. Sandra y Matías dejaron de verse, dejaron de hablar y dejaron de relacionarse.

Muchos años después, cuando los dos eran mayores y ya tenían su vida montada, se toparon de casualidad. Sandra no pudo evitar sentir algo muy intenso que la invadía, así que se acercó y le besó. Matías se quedó paralizado, entendiendo que Sandra había estado enamorada de él desde pequeña.  No supo cómo reaccionar, así que se fue muy confuso por la situación.

Dos meses más tarde Matías llamó a Sandra y hablaron de lo sucedido. Por fin se sinceraron y quedaron para tomar un café, que terminó en el reinicio de su bonita historia, esta vez como pareja. A partir de ese día volvieron a compartirlo todo, teniendo claro que siempre iban a ser sinceros el uno con el otro.

Mejores amigos
¡Vota la web!