Saltar al contenido
El Rincón Literario

Historias de terror

¿Eres de los valientes que buscan pasar miedo? ¿Crees que ninguna historia es suficientemente terrorífica para ti? ¿Te gusta leer historias de terror y notar ese escalofrío en la espalda? Aquí encontrarás multitud de historias de terror, reales y ficticias pero con algo en común… ¡Harán que te cagues de miedo! ¡Te retamos a que te adentres en esta sección y lo compruebes!

¿Por qué leer historias de terror?

Las historias de terror atacan uno de nuestros puntos más débiles: el miedo. Si bien hay personas que no se asustan con facilidad, todos conocemos algo que nos asusta. Ese “algo” puede ser una situación, una persona, un animal, un lugar concreto, etc. Las historias de terror consiguen que nos adentremos por unos instantes en un mundo en el que todo puede ser posible, por lo que pasamos a ser vulnerables.

Hay mucha gente adicta a sentir miedo, a notar esa adrenalina que nos recorre todo el cuerpo cuando leemos una historia de terror real, por ejemplo. Es por esto por lo que últimamente hay un creciente interés hacia páginas de internet en las que se pueden encontrar historias de terror para leer. Hay algunos que prefieren las historias de terror cortas, mientras que otros prefieren historias de terror largas o historias de terror verdaderas.

Lo que esta claro es que sentir ese escalofrío en la espalda propio del miedo nos hace sentir vivos, y una buena forma de llegar a esa sensación es mediante la lectura, que además de transportarnos a sitios místicos y maravillosos nos aporta muchos beneficios. 

¿Cómo contar historias de terror?

Si tienes un público esperando a que leas una historia de terror en voz alta, aquí vamos a darte unos consejos para que puedas hacer que se caguen de miedo:

1- Elige la historia correcta para la situación: dependiendo del tiempo que necesites entretener a tu público, o de la edad de las personas que lo conforman, tienes que escoger una historia de terror que no sea ni demasiado corta ni demasiado larga, que esté bien estructurada y que termine con un final contundente que deje a todos los oyentes sorprendidos. Aconsejamos que te decantes por una historia de terror real, para así aumentar el miedo que pueda sentir la gente.

2- Adapta la historia: para conseguir mayor efecto sobre tu público, siempre funciona el hecho de cambiar las localizaciones o los nombres por algo más cercano y conocido la gente que te escucha. Esos pequeños detalles son los que harán que tu historia de terror funcione.

3- Controla tu forma de hablar: utiliza un tono de voz calmado y suave, sin llegar a ser monótono. Intenta ser sugerente y dar miedo, pero sin llegar a sobre actuar. Evita los sustos y los cambios bruscos de intensidad, pues es la forma más mediocre de intentar causar miedo contando una historia de terror.

¿Cuando aparecieron las historias de terror?

Para responder a esta pregunta tenemos que remontarnos muchísimos años atrás. Encontramos el origen de los cuentos de terror ya en la antigua literatura griega, donde se narran relatos sobre vampiros y personas que vuelven de entre los muertos. En realidad las leyendas de miedo se cuentan verbalmente prácticamente des de que existe el lenguaje, por lo que han estado ahí siempre.

Si nos centramos en la literatura escrita, y dejando de lado a la antigua Grecia por unos instantes, claramente hay un florecimiento en los cuentos de horror a finales del siglo XVIII, con la aparición del género “novela gótica”. Obras como “El castillo de Otranto (1764), de Horace Walpole, abrieron camino en esa maravillosa rama de la literatura que aun hoy perdura con mucha fuerza, sobretodo en países como México, donde el terror forma parte de la cultura. El famoso día de los muertos es un ejemplo claro.

Historias de terror
4.5 (90%) 4 votes

verifyserptrade